Libertad

¿Qué significa la libertad? Cuando una persona es libre tiene que aprender a asumir todas las consecuencias de sus actos. La libertad según la real academia española significa, la capacidad de decisión de albedrío que tiene una persona.

El don más sagrado de la humanidad y el peor pecado que se le puede cometer a una comunidad es privarla de su libertad. La libertad es albedrío de decidir si o no, y además asumir las consecuencias de la decisión. Esto es libertad, albedrío. La más sublime expresión de la libertad es precisamente la responsabilidad.


Para mí la libertad es la facultad natural que tiene cada ser humano para alcanzar su plena realización, libertad es mantener nuestra integridad y nunca perder la opción de vivir según nuestra palabra. Libertad es asumir las consecuencias de nuestras decisiones, libertad es la fuerza y determinación que nos hace vivir nuestra propia vida, es lograr permanecer autónomos e independientes aunque seamos oprimidos por la represión y la esclavitud, no hay cárcel para el espíritu humano, libertad es liberarnos de la ignorancia y la superstición, libertad es aceptar que todos los seres humanos poseemos iguales derechos y somos uno. Es el compromiso y la alegría de ser nosotros mismos, es poder comprometernos con lo que amamos, es mantener el espíritu abierto hacia lo extraordinario y luchar con valor para alcanzarlo, libertad es el don más grande de la humanidad, ser libre significa tener el valor de reclamarnos a nosotros mismos, de adueñarnos de nuestra propia vida, realizar nuestra propia arquitectura y de forjar el mundo que deseamos tener, ser libre es elegir el amor como medio de realización personal.

¿Qué relación tiene entonces la libertad con la responsabilidad?

Solamente cuando una persona es responsable es libre, cuando una persona tiene la capacidad de asumir su responsabilidad (de hacer que algo ocurra más allá de la inercia), es cuando encuentra el camino a la libertad. 

Por eso vuelvo a repetir el concepto de un idealista es aquel que hace de una brecha de efectividad de la humanidad su misión. ¿Dónde inicia el idealismo? El idealismo inicia con una declaración: ¿Qué tenés que ver con los niños que están deambulando por las calles; vos los trajiste al mundo; sos el culpable de que estén pasando esas penurias y  hambre? ¡No!, pero vos te paras por su felicidad, entonces sos un idealista.

En ese momento traspasas tu propia inercia y tomas responsabilidad, estás asumiendo responsabilidades que no te parecían tuyas pero te das cuenta que si va a ser depende de vos, en ese momento entras al mundo del idealismo.

Si una persona no deja un legado, su vida no tuvo mayor sentido. Es una maceta ¿por qué, se consumió en la humanidad?, no aportó nada en la humanidad, no trascendió histórica ni genéticamente, no hizo que nada cambiara. 

Cuantas cosas consumimos en setenta años de nuestra existencia para finalmente preguntarnos ¿Cuál fue el objeto de mi existencia; cuál fue el objeto de mi tiempo; cuáles fueron mis ideales en la vida; por qué luché en la vida?

El idealista entonces empieza a surgir cuando un ser humano se entrega a una obra porque su sueño va más allá de él, su cuestión no es solamente, su casita, su empresa, su viaje a Europa, su auto. Entonces al final de su vida en su epitafio no pondrá nació, vivió, se murió y consumió y nunca supo para que existió.  

El idealista lucha incansablemente por lograr un sueño, vive permanentemente la tensión y no importando el tiempo, sabe que al final va a vencer, si muere en la lucha simplemente murió nunca fue vencido. 

Para soñar, lo primero tenemos que tener en claro es que la creación de las grandes empresas no son el resultado de las crisis, la miseria y la desesperación. Los grandes logros de la humanidad son el resultado de un gran soñador. Todos los grandes movimientos han empezado como brisa y terminado como tormentas. 

Te quiero proponer que nos animemos a ser soñadores, que nos animemos a tener un sueño y a generar la convicción de que podemos lograrlo. ¿Por qué no soñamos?

Dejar un comentario