¿Por qué participar en una experiencia de Coaching Ontológico?

No hay en la tierra un hombre que secretamente no aspire a la plenitud: es decir, a la suma de experiencias de que un hombre es capaz.

No hay hombre que no tema ser defraudado de alguna parte de ese patrimonio infinito. Candorosamente pensaron ciertos filósofos que el hombre sólo aspira al placer; también aspira a la derrota, al riesgo, al dolor, a la desesperación, al martirio”; dice Jorge Luis Borges en Una declaración final. Es común que los seres humanos queramos, durante el transcurso de nuestras vidas, crecer, expandirnos, tomar responsabilidad, amar y aprender, y el objetivo del Coaching Ontológico es abrir un espacio para que lo hagamos en formas insospechadas, extraordinarias. No porque resulte fácil. No elegí esta ruta porque era tranquila y soleada; yo no prometo tranquilidad, lo que prometo es un montón de viento y tormentas. Pero ahora, ¿por qué voy a meterme a navegar donde están las tormentas? ¿Por qué voy a hacer una cosa así, especialmente si hay otro camino en el que no hay tormentas? Porque ese rumbo va hacia donde yo quiero, y el otro no.

 

Dejar un comentario